jueves, 27 de abril de 2017

Tomates rellenos de mozzarella


Tomates rellenos de mozzarella


  Después de unos días inolvidables en Venecia, tenía que traer al blog algún regalito en forma de receta.




Nos hemos hartado de helados, pasta y pizza.



Qué rico todo!!!!

Pero tengo que resaltar un restaurante. Una trattoria que descubrimos por casualidad y de la que salimos encantados. 

El jueves, 20 de abril, hoy hace una semana, teníamos unas entradas para asistir a la representación de una selección de Arias de Operas famosas. Me hacía ilusión que Carlos, mi sobrino de 12 años, viera algo así. Cuando le dije que íbamos a un concierto pensó que estaría bien que fuera de Bruno Mars. jijijijijiji Pero lo cierto es que lo pasó bastante bien, fue muy ameno y las Arias muy bien escogidas.


¿Que por qué te cuento esto???? Porque el problema lo teníamos con el horario. Si cenábamos antes, el concierto comenzaba a las 20:30 y teníamos que estar media hora antes, era demasiado pronto. Si cenábamos después, se acababa a las 21:50 más los minutos de aplausos y la salida, probablemente no hubiera mucho donde elegir puesto que muchos restaurantes estarían ya cerrados.

Ya por la mañana y esa misma tarde, estuvimos merodeando por la zona para ver si podíamos reservar en algún sitio. Fue entonces cuando descubrimos la Trattoria Da Mario en un callejón estrecho.






TRATTORIA MARIO ALLA FAVA.
Nos causó una grata impresión. Leímos la carta y prometía:


Intentamos reservar pero el empleado, que más tarde nos atendería, no sé qué cargo tenía, nos dijo que era imposible. Que cerraban a las 10 ( de la noche) y que sólo cogían hasta las 9:30.

Nuestro gozo en un pozo!!!!!!!!!!

Nos metimos en el concierto y lo disfrutamos. Algo habría abierto a la salida. Estábamos en Venezia, no en el desierto!!!!!



Por suerte, la sala del concierto está muy cerca de la Trattoria. A las 22 en punto estábamos en la puerta de la Trattoria.  Por suerte también, yo no me rindo fácilmente!!!!!!
En la Trattoria había todavía mucha gente cenando, no perdíamos nada volviéndolo a intentar. En esta ocasión nos atendió el jefe ¿Podemos entrar? Claro, nos contestó muy amablemente. Nos sentó y cerró la puerta para ponerse a cenar.  ( El de las gafas en la frente):



Tuvimos el honor de cerrar la puerta principal. Por la parte de atrás había otra puerta por la que salimos después de disfrutar de una rica cena!!!!!!



La Trattoria Da Mario es un local muy acogedor, abierto en 1960. Sus paredes y separadores de mesas sirven de exposición a cuadros y fotos, supongo que de famosos italianos de la época.





Nos pedimos un "antipasti" para compartir, 3 platos principales y un postre también para compartir:

Aperitivos:




Para beber:



La burrata plugliese con tartara di pomodoro pacchino, foglie di basilico, misticanza e crostini di pane ( La nostra caprese con burrata).





Paccheri con gambas y langostinos, tomatitos y pesto




Medallones de pechuga de pato, crema de calabaza y cebollitas en salsa agridulce


Filete de ternera con quenelle de bávaro de mostaza en lecho de ratatouille


Dolci Tentazioni: Tiramisú


Para terminar unos chupitos de limoncello


Salimos por la puerta de atrás, aunque no fuimos los últimos.


--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Mi versión de "la nostra caprese con burrata" que tomamos como antipasti en Da Mario es este tomate relleno de mozzarella:



Ingredientes ( para 2)


  • 2 tomates grandes
  • 1 mozzarella fresca ( el original lleva burrata)
  • dados de pan
  • olivas negras
  • sal
  • pimienta
  • aceite de oliva virgen extra
  • piñones 

Para el pesto:
  • unas hojas de albahaca fresca
  • un puñadito de piñones
  • un ajo pequeño
  • sal
  • aceite de oliva virgen extra


Elaboración


  1. Cortamos una "capucha" para después tapar el tomate. Vaciamos parte del tomate para que nos quepa el queso. Salpimentamos y añadimos un chorrito de aceite. Introducimos la mitad del queso en cada tomate.
Horneamos 20-25 minutos a 180º C.

 

 

  2. Para preparar el pesto:  Majamos unas hojas de albahaca cortadas, unos piñones tostados en una sartén sin nada de grasa, un ajito, sal, pimienta y aceite.

 

 
  3. Doramos en el horno los dados de pan.


  4. Picamos las olivas negras y añadimos un chorrito de aceite.


  5. Montamos el plato con todos los ingredientes repartidos.



                                                                                    Riquísimos!!!!!!!!!!


El plato lo compré en una bonita tienda de Venecia:



                                                         Me encanta comprar cositas de cocina cuando viajo!!!!!!!!


miércoles, 26 de abril de 2017

Muslos de pollo deshuesados con verduritas, al horno


Muslos de pollo deshuesados con verduritas, al horno


  Para hacer esta receta se puede utilizar un pollo normal pero el de corral le da un "plus" de sabor. En cuanto a las verduras, se pueden variar, pero estas zanahorias de ramas son más tiernecitas y sabrosas que las de paquete. Las patatitas pequeñas se cocerán a la vez que el pollo. También le he metido un poco de hinojo para probarlo por vez primera.

El resultado: espectacular!!!!!


Ingredientes ( para 2)


  • 2 cuartos traseros de pollo de corral
  • 6 zanahorias de rama
  • 7 patatitas de guarnición
  • 3-4 dientes de ajo
  • 1 cebolla morada
  • un trozo de hinojo
  • sal
  • pimienta
  • romero
  • tomillo
  • aceite de oliva virgen extra


Elaboración


  1. Lavamos bien las zanahorias y patatas. Pelamos y cortamos la cebolla. Dejamos los ajos enteros. Cortamos el hinojo. Colocamos en una fuente de horno todas las verduras. Salpimentamos y añadimos un buen chorro de aceite. Espolvoreamos con las hojitas del romero y cubrimos con unas ramitas de tomillo.

 

  2. Deshuesamos los muslos. Salpimentamos sólo la parte donde no hay piel y los colocamos sobre las verduras con la piel hacia arriba.

 

 

  3. Nos mojamos las manos con agua y le damos un masajito a la piel. Nos engrasamos un poco las manos con aceite y hacemos lo mismo. 
Es importante que no le pongamos ahora la sal para que resulte más crujiente. 
Horneamos a 200ºC hasta que esté bien dorada la piel ( ente 45-55 minutos). Cinco minutos antes de apagar el horno salpimentamos la piel.






                                                                                  Riquísimo, el pollo y las verduritas!!!!!


jueves, 13 de abril de 2017

Bacalao con muselina de ajo


Bacalao con muselina de ajo


  Hace unos días me llamó la atención esta receta de bacalao hecha por Carmen del Forner de Alella.
Me la guardé para hacerla esta Semana Santa.

Hoy es Jueves Santo. He hecho un poco de potaje, unas albóndigas de bacalao y este rico plato. Después, un surtido de postres de los que hacía mi madre. Me gusta seguir la tradición!!!!!

Antes de ponerme, he consultado alguna otra receta similar. Al final, he hecho una mezcla de la receta de Carmen y esta otra de merluza con muselina de ajo de Rechupete. En realidad lo que he cambiado de la receta de Carmen es que las patatas y el bacalao, en lugar de hacerlos fritos, los he horneado. En cuanto a la muselina, he cambiado el aceite suave de oliva por aceite de girasol para que aún fuera más suave.

En verdad, la salsa mousseline es una variante de la salsa holandesa hecha con mantequilla clarificada, yema de huevo y, de modo opcional, zumo de limón. Para convertir la salsa holandesa en mousseline se le añade crema de leche o nata montada. Se utiliza para napar verduras y pescados. 

Nuestra muselina es una variante de la salsa mayonesa a la que le añadimos ajo convirtiéndola en ajoaceite o alioli. Una vez emulsionada, le añadimos una clara de huevo a punto de nieve para hacerla más ligera y suave convirtiéndola así en esa especie de salsa muselina.


Ingredientes



  •  Un lomo de bacalao al punto de sal
  • 2 patatas
  • 3 ajos
  • una hoja de laurel
  • sal
  • pimienta
  • aceite de oliva virgen extra

Para la salsa:

  • 1 huevo
  • 1 ajo
  • sal
  • 150 gr de aceite de girasol
  • un chorrito de zumo de limón
  • 1 clara a punto de nieve


Elaboración


  1. Pelamos y cortamos las patatas a rodajas no muy finas. Las colocamos en una fuente para horno con los ajos machacados, la hoja de perejil, sal, pimienta y un buen chorro de aceite de oliva.

 

2. Horneamos a 180º C, con el horno arriba y abajo, hasta que las patatas estén cocidas y un poquito doradas ( unos 50 minutos).

 

  3. Sacamos del horno, lo subimos a 200º C. Colocamos encima el lomo de bacalao con la piel hacia abajo. Espolvoreamos de pimienta y regamos con un buen chorrito de aceite. Horneamos unos 7 minutos.

 

La salsa

  1. Ponemos en el vaso de la batidora el huevo, un ajo sin el germen, sal al gusto, zumo de limón y el aceite.

  2. Introducimos el brazo de la batidora hasta el fondo, en vertical. Le damos fuerza y no levantamos hasta que no esté montado. Cuando lo tengamos todo incorporado y espesito subimos y bajamos el brazo, siempre en vertical, unas cuantas veces y listo!!!!!!

 

 


Ya tenemos nuestra salsa alioli o ajoaceite.



Para hacer nuestra muselina.

  3. Montamos la clara apunto de nieve con una pizca de sal y unas gotas de limón.

 

  4. Mezclamos, con mimo y movimientos envolventes, la clara y el alioli ( con esta cantidad habría para más cantidad de bacalao).

 

  5. Colocamos sobre el bacalao. gratinamos con mucho cuidado porque si nos descuidamos, en unos minutos se quema!!!!!!

 







Y de postre:



Da gusto seguir las tradiciones!!!!!!!!