viernes, 29 de mayo de 2015

Ensaladilla suiza



Ensaladilla suiza

  Si, sí. He dicho bien: Ensaladilla suiza. Yo no sé tú, pero yo no la había oído nunca!
Es una alternativa a la tan socorrida ensaladilla rusa que tanto éxito tiene en casas y bares de todo nuestro territorio nacional.

Me la encontré, por casualidad, entre las recetas de Bruno Oteiza. Y la hice el día de mi cumpleaños, pensando en el aperitivo o la cena.
Está bien rica, no digo yo que mejor que la rusa, pero está bien alternar, unas veces una y otras veces otra. el único problema que tiene es que hay que hacerla cuando pensemos tener bastastes comensales porque añadiendo, añadiendo ingredientes, al final sale gigantesca!!!!!


Ingredientes

  • 2 ó 3 patatas
  • 2 zanahorias
  • 3 huevos
  • 100 gr de aceitunas sin hueso
  • 1 cebolleta
  • un puñado de pepinillos en vinagre
  • un bote de espárragos pequeño
  • 8 pimientos del piquillo
  • 12 guindillas
  • una lata de bonito en aceite o 3 latitas de atún
  • una docena de langostinos cocidos
Además:
  • salsa rosa ( a partir de unas 5 grandes cucharadas de mayonesa)
  • unas hojas de lechuga
  • unos tomates de ensalada
  • vinagreta

Elaboración


  1. Cocemos los huevos 10 minutos, las patatas y las zanahorias limpias hasta que estén tiernas. Pelamos los huevos y las patatas. Cortamos todo en daditos y lo colocamos en un bol.

 

  2. Vamos añadiendo el resto de ingredientes. Si tienes algún robot puedes picar los pepinillos, cebolleta y aceitunas. El resto mejor manual pero todo pequeñito.


 

 

  3. Preparamos la salsa rosa. A partir de 5 cucharadas de mayonesa vamos añadiendo ketchup, salsa picante, un poco de brandy y zumo de naranja hasta que nos guste el color y la densidad. Tienes aquí la receta más detallada.

 

 

Esto lo podemos tener preparado con antelación en la nevera.

  4. A la hora de servir añadimos lechuga en juliana y mezclamos. También la puedes dejar a un ladito con el tomate. Rociamos todo con un poco de vinagreta y tomamos.









miércoles, 27 de mayo de 2015

Pastel sencillo de fresas


Pastel sencillo de fresas

  Me apetecía hacer un, tal vez último, pastel de fresas. Dentro de nada desaparecerán de nuestros mercados. Pero no me apetecía que tuviera un montón de calorías. Casi siempre asociamos las fresas a la nata, a la mousse y a todos esos estupendísimas tartas que con sólo verlas engordamos y no estamos en época de sumar sino más bien de restar. Queda nada para el veranito!

Esta receta cogida de mi tocaya Dolorss, ha sido la elegida. Es un pastel con textura de flan del tipo del clafoutis francés que normalmente se suelen hacer con cerezas aunque también se pueden hacer con muchas otras frutas como ciruelas, manzanas, peras, arándanos, moras e incluso fresas, como en este caso.

El verano pasado publiqué un clafoutis de cerezas, riquísimo, pero con muchos ingredientes. Lo que me ha llamado la atención de esta receta ha sido su sencillez de elaboración y de ingredientes, poca gente no tiene en su casa lo que se necesita para elaborar este rico pastel:


Ingredientes

  • 80 gr de harina
  • 60 gr de azúcar (la mía tiene aroma de vainilla porque pongo en el tarro del azúcar las vainas cuyos granitos de vainilla uso en los postres. Tú puedes ponerle una cucharadita de azúcar vainillada)
  • 2 huevos L
  • 100 gr de nata (la receta original lleva 50 gr de nata y 200 gr de leche pero como mi nata era más baja en grasas me he permitido sustituir 50 de leche por nata)
  • 150 gr de leche

  • unos 300 gr de fresas
  • azúcar glas para espolvorear
  • mantequilla para engrasar el molde

Elaboración

  1. Mezclamos por este orden la harina, azúcar, huevos, nata y leche hasta que lo tengamos todo integrado. Podemos hacerlo con varillas manuales o eléctricas yo lo he hecho con la thermomix en 1 minuto a velocidad 3. Volcamos en un molde bien engrasado de mantequilla. Dependiendo del molde nos saldrá más o menos alto y se hará antes o tardará más, el mio es de 30 cm y no hace falta desmoldarlo, ideal para este tipo de pasteles.

 

  2. Colocamos las fresas limpias, secas y cortadas por la mitad. Horneamos a 180º C hasta que al pinchar la masa la aguja salga limpia (unos 30 minutos).

 

  Dejamos que se enfríe un poco para espolvorear de azúcar glas. 


Podemos servir tibio con helado de vainilla o nata. 

Yo lo he acompañado de un poquito de mermelada casera. está riquísimo!!!!!!




Angeles Vaquer Ortells, mi amiga y fiel seguidora, la ha hecho de moras:




viernes, 22 de mayo de 2015

Pastel de pera y manzana


Pastel de pera y manzana

  A parte de que para mi no hay nada como un pastel de frutas y de que después de haber probado muchos, muchos pasteles, siempre vuelvo a mi tarta de manzana.
 Poco tengo que decir cuando me encuentro ante un rico pastel, tan fino que casi se diría que solo sirve de base para sujetar unas estupendas láminas de manzana y pera asadas en el horno y protegidas por un casi impalpable bizcocho que en lugar de conferir sabor a la fruta lo toma de esta produciendo así que cada bocado se convierta en un jugoso y exquisito deleite para el paladar!

Ingredientes


  • 1 manzana, 2 peras
  • 2 huevos
  • 100 gr de azúcar (mejor vainillada)
  • 100 gr de leche
  • 80 gr de harina
  • 1 cucharadita de levadura Royal
  • 1 pizca de sal
  • 30 gr de mantequilla
  • azúcar glas para espolvorear

Elaboración

  1. Batimos los huevos con el azúcar y la sal hasta que blanqueen.
El azúcar puede ser normal con una cucharadita de azúcar vainillada de la que venden en tarritos. Aunque es mucho mejor tener un gran tarro con unas vainas de vainilla que aromatizan el azúcar normal. Un azúcar que podrás utilizar en cualquier dulce dándole ese toque avainillado.
 

  2. Añadimos la leche y la mantequilla y mezclamos.
 

  3. A continuación añadimos la harina tamizada con la levadura y seguimos batiendo.
 

  4. Engrasamos un molde, puede ser redondo o cuadrado de 20cm (el mio es rectángular de 20x25).
Lo espolvoreamos de harina y sacudimos la sobrante. 
  5. Pelamos y cortamos en láminas las manzanas y las peras, quitándoles el corazón.

 

  6. Colocamos una capa de manzana y cubrimos con parte de la masa.
 

  7. A continuación colocamos las peras y cubrimos con el resto del preparado.
 

  8. Espolvoreamos de azúcar normal y llevamos al horno que tendremos calentado a 190º. Si se dora muy rápido lo bajamos a 180º. Horneamos unos 35 minutos, con aire.
  9. Dejamos templar y desmoldamos, espolvoreamos de azúcar glass.





Podemos hacer esta tarta con cualquier otra fruta de pulpa firme, tipo plátano, mango, melocotón, albaricoques....


jueves, 21 de mayo de 2015

Ensalada de berenjenas


Ensalada de berenjenas

  Comenzamos con el pan marroquí, seguimos con la ensalada mixta, la ensalada de zanahorias y terminamos, por ahora, este acercamiento a la cocina marroquí con una deliciosa ensalada de berenjenas.

Si bien a los tres platos se les puede llamar ensalada, nada tienen que ver unas con otras. Son tres platos que te pueden servir muy bien para quedar estupendamente como entrante a los que les puede seguir algún plato más contundente de carne o pescado.
Cada una de ellas te puede servir de guarnición a otros platos.
O, como en mi caso, con estos tres platos y ese pan puedes comer estupendamente sin más. Pasando directamente al postre. Todo depende de lo que entiendas por una rica comida!

Desde luego, de lo que no hay duda es de que, de las tres ensaladas, la más contundente es esta de berenjenas. Si la haces como entrante le pega mucho a un plato de cordero.

Tengo que confesar que se me ha ido la mano con el picante. El problema es que la receta indicaba que se le añadiera guindilla en polvo o fresca y yo la he sustituido por 3 cayenas secas. Nos hemos hinchado a pan!!! Aún así nos ha parecido exquisita!



Ingredientes

  • 2 berenjenas ( aproximadamente medio kg)
  • 3 tomates maduros
  • 2 ajos
  • una cucharadita de pimentón dulce
  • una guindilla (si te gusta picante puedes añadirle alguna más)
  • un limón pequeño
  • olivas negras
  • perejil
  • sal
  • pimienta
  • aceite de oliva


Elaboración

  1. Aceitamos un poquito la piel de las berenjenas y las asamos a 150º C,  unos 40-45 minutos. Dejamos que se enfríen un poco para pelarlas y las cortamos en daditos.

 

 

  2. Pelamos y cortamos en láminas el ajo. Lo rehogamos en dos cucharadas de aceite. Cuando coja un poco de color agregamos la guindilla. Enseguida añadimos la berenjena y el tomate pelado y cortado en daditos.

 

  3. Añadimos el zumo de medio limón, una cucharadita de pimentón, sal y pimienta. Dejamos cocer a fuego lento, tapado, 20 minutos. 

 

  4. Destapamos y cocemos 10 minutos más, cuidando que no se pegue. 


5. Este plato se come tibio o frío. Se puede hacer de un día parta otro.  Para servir decoramos con gajos de limón, perejil y aceitunas negras.



 Sirve también para hacer unos montaditos sobre el pan marroquí o sobre unas buenas tostaditas.