miércoles, 4 de enero de 2017

StreetXO, Madrid


StreetXO


  Y por fin, después de una larga cola de 1 h. y 45 minutos. las puertas de plástico de StreetXO se nos abrieron y pudimos disfrutar, el último día del año 2016 de toda una experiencia!!!

                                                                          Este es el letrero de la escalera dónde se acaba la cola. (Si rebasas ese letrero es mejor que vuelvas otro día porque es posible que no llegues a tiempo a la puerta para la hora del servicio)


Supongo que, a estas alturas, casi todo el mundo ha oído o ha visto en la tele a David Muñoz ( el marido de "La Pedroche" jijijiji). Bromas aparte, "Dabiz" es un tres estrellas Michelín con su Restaurante DiverXO de Madrid que, desde 2015, regenta este "restaurante callejero" en pleno barrio de Salamanca, más concretamente en la séptima y última planta del edificio del Corte Inglés de Serrano. Una planta dedicada a la restauración, la Gourmet Experience, dónde además de StreetXO hay una magnífica heladería de Jordi Roca, Rocambolesc y una "antojería", Cascabel.

La última vez que pasamos por Madrid subimos a tantear el terreno, íbamos de fin de semana y la cola nos disuadió de perder tantas horas que había que aprovechar al máximo. 
Esta vez hemos venido con más tiempo y con el convencimiento de que nada ni nadie nos impediría vivir esta experiencia.

Elegimos el último día del año para que fuera una fecha importante que se grabara en nuestras mentes y poderla rememorar cada noche vieja de nuestras vidas. 

Llegamos a las 12.50 aproximadamente. Ya había doble cola, una que te lleva directo a la puerta y la otra, perpendicular que acaba en la escalera. Eso supone que no vas a entrar en la primera tanda. 
Se abre a las 13:30 h. Cuando se llena hay que esperar a que vayan comiendo y saliendo para ir entrando poco a poco. 



La primera hora de espera es muy amena, primero porque aún no estás cansado, no sabes a lo que te enfrentas y además e importantísimo porque los camareros salen a ofrecerte una bebida. Conocidos son los cocteles de Streetxo. 



Una amable camarera que luego estaba en todas partes, en barra acabando los platos, en mesas "gritando" la carta y que además tuvo la amabilidad de regalarme una carta, nos iba recomendando los cócteles: dulces, cítricos, exóticos, picantes, con o sin alcohol....



Nos daban una tarjeta con un número para, a cada cual, asignarle el cóctel o bebida que había elegido.


Yo me pedí uno exótico sin alcohol. Me preguntó si me gustaba el coco y me trajeron un cóctel riquísimo de chocolate blanco, coco, yuzu....no recuerdo más porque, eso sí, todo va muy deprisa y no te enteras de la mitad de lo que te explican. 
Me lo sirvieron en una bolsita pero no creas que todos son así, había copas y recipientes maravillosos para cada cóctel. Ganas me dieron de empezar a hacer fotos a todo lo que tomaba la gente!!!!


Pasado este buen ratito empieza el cansancio y un poco de desesperación de ver lo lenta que va la cola. El primer turno ya ha entrado. Ahora entra cada pareja o grupito conforme van dejando huecos los que ya han comido.
Por fin llegamos a la cola de la puerta:


Y después de un buen rato estamos a punto de entrar!!!!!!!!


Hacía las 14:45 atravesamos las puertas...del infierno???????!!!!!!!!!


Madre del amor hermoso!!!!!!!!!!

Entre los uniformes de los camareros que a mí me recuerdan las camisas de fuerza que se le ponían a los locos, la música , no te sabría explicar qué música era, piensa en la antítesis de "mi" Michael Bublé, a tope de fuerte, la gente gritando para oírse unos a otros, los camareros y cocineros corriendo arriba y abajo, dentro y fuera de la barra, gritando para explicar los platos, el fuego en el centro de la sala....Menos mal que fuimos a comer y no a cenar porque sólo hubiera faltado que estuviéramos a oscuras.
Por suerte entra una luz maravillosa que rodea toda la sala con unas vistas magníficas de los tejados de Madrid, a la música te acostumbras y comes al ritmo, los camareros y cocineros son amabilísimos y cuando comienzas a probar los platos te das cuenta que estás en el cielo!!!!!!!



El concepto de StreetXO, explicado por Dabiz Muñoz, es el de recrear la comida callejera con las "vibraciones" que produce pero interpretado por un "tío" que tiene 3 estrellas.
Los camareros no son sólo camareros también cocinan. Con lo que se ahorra en esto se puede permitir otros lujos.
La mayoría de platos se sirven en un papel de carnicería y te aconsejan que lo comas con las manos.
Vanguardia o morir, así se lee en el uniforme de los cocineros. esto quiere decir que StreetXO siempre tiene que estar en continua evolución.


Si vas en grupo es posible que te sienten en alguna mesa, yo prefiero estar cotilleando en la barra.



Sobre nuestras cabezas, unos espejos, para no perderte nada!!!!


La carta:


La verdad es que no es muy extensa, pero con la prisa que te produce la música y el movimiento de camareros y cocineros y el ruido no había forma de concentrarse.

Así que, después de explicarnos cómo funcionaba: platos para compartir, unos 4-5 por pareja. todos muy ricos y 3-4 clásicos... Lo sé porque después de que nos lo explicaran escuché cómo se lo explicaban a la pareja siguiente. Nos dejaron un ratito para pensar pero yo decidí que no iba a decidir. Que decidiera el camarero por mí. Cosa que no le gustó mucho pero yo no podía pensar!!!!!
Sólo le puse un obstáculo y es que los platos no fueran muy pesados para poder probar cuantos más mejor a lo que me contestó que ligeros no era ninguno, estábamos en un tipo de cocina asiática con mezclas de otras cocinas que no se caracterizan precisamente por su ligereza. No me captó porque yo tampoco es que hubiera ido a hacer dieta!!!!!!

Al final todos los platos elegidos fueron un acierto o es que, verdaderamente, todos los platos de la carta están riquísimos!!!!!!

. Comenzamos con una lasaña koreana de wonton y vaca vieja gallega con shitakes, tomates escabechados picantes, bechamel de cabra y cardamomo. ( No puede estar más rica!!!)




Mientras comíamos veíamos cómo preparaban otros platos:

Cómo este crispi burguerXO, clorofila cremosa al jalapeño, alioli de yuzu y cortezas de pollo soufle!! Crazy USA !!:

 

 




O este laksa Singapore con carabineros a la llama de robata, shitake y pasta de huevo.

 

 

Este es una costilla de raya y hojas de banana + sambal indonesio de pasta de crustáceos. Spicy-Salmorejo-Cremoso-Picante. Pan de gambas.



Uno de los platos de nuestros vecinos de barra: Zamburiña ahumada con mantequill echire. Kimchee casero. Cremoso de coco y salsa XO:


El de la vecina de la esquina: Cordero de lechal tandoori a la llama de sarmiento con causas limeñas de patata. Trufa de verano y trompetas de los muertos.



. Nuestro segundo plato: Patatas de feria XO!!! Patata asada al carbón con mantequilla ahumada. Alitas de pollo con mojo "Canarionikkei" y queso mimolette fundido.


Para comerlas hay que volcarlas y chafarlas, incluida la piel. Añadimos mojo y queso al gusto.


. Dumplin Pekinés. Oreja confitada y hoisin de fresas. Ali-oli y pepinillo. ( No te lo pierdas)




Vamos a por el : Uno de pescado!!! Caballa "frita al revés" con pimienta sichuan, huevas de trucha y ponzu cítrica. "ajiblanco". "Lima-lagueño" y papas moradas fritas.

 

 


En principio habíamos pedido estos 4 platos. Yo ya tenía suficiente pero nos daba pena irnos tan pronto así que pedimos uno más:

. Sandwich club al vapor. Ricota. Huevo frito de codorniz. Sichimi-togarashi.



Con las manos!!!!!!



Qué pena, ya no teníamos más hambre. La cuenta:






Bueno, nos hubiéramos comido el postre pero StreetXo no tiene postres, no te olvides que es cómo si comieras en un puesto callejero. Menos mal que hay una heladería en la misma planta, una heladería de Jordi Roca que hace unos Panets calientes rellenos de helado.





                                                                                    Buen manera de terminar el 2016 !!!!!!!!



1 comentario:

  1. Como bien dices una manera estupenda de acabar 2016.

    Por otro lado pensaba que era bastante más caro, pero aunque no sea el restaurante más barato del mundo es algo muy asequible

    ¡Besos mil y feliz 2017!

    ResponderEliminar