jueves, 16 de febrero de 2017

Tagliatelle con salmón, salicornia y mango.



Tagliatelle con salmón, salicornia y mango.


  Acabo de descubrir la salicornia, también llamada espárrago de mar.

La compré en el Mercado Central de Valencia. Estaba junto a las algas en un puesto dónde venden verduritas de tamaño mini y productos exóticos muy frescos.


Pregunté a la dependienta y me explicó que se comía cruda, en ensaladas, o cocinada, en tortilla por ejemplo. Le pedí que me pusiera un puñadito para probar.

La salicornia ( "cuernos salados") es una especie silvestre que crece en saladares, playas y manglares. Siempre junto al mar, por lo que tiene un profundo sabor a sal, recordando un poco a algún tipo de alga.
Se emplea como guarnición generalmente levemente salteada, pero más por lo general en crudo y como acompañamiento en platos de pescado, marisco o frutos de mar o cocida junto con otras verduras.

Además de salicornia o espárrago triguero, puede que la conozcas cómo hierba salada, chamizo, alacranera, alacranera de las marismas, hierba de cristal, hierba del jabón, lechuguinas, pollo, polluelo, polluelo ramososo, salicor pollo. En Inglaterra se la conoce cómo samphire.

La receta que traigo es una interpretación de esta: Samphire & lemony salmon linguine. Una pasta con salmón con un toque de limón, la salicornia y el toque de mango que me he permitido incorporarle y que contrasta divinamente con ese sabor a mar.


Ingredientes ( para 2)

  • 180 gr de tagliatelle o cualquier otra pasta
  • 250 gr de salmón fresco
  • 1 cebolla, cebolleta o 2 escalonias
  • 1 limón ( vamos a utilizar la ralladura del limón, unos daditos y el zumo de medio)
  • 60 gr de sarcolina
  • 1 guindilla ( opcional)
  • un vasito de cava o vino blanco
  • sal
  • aceite de oliva
  • un trozo de mango


Elaboración

1. Cocinamos el salmón al vapor. Para ello ponemos unas verduritas, hierbas, pimienta en grano y un poco de sal a cocer 15 minutos. Colocamos el salmón sobre la rejilla, tapamos y cocinamos unos7 minutos si es gordito, si no, menos.

 

 

  2. Mientras tanto, ponemos un chorrito de aceite en una sartén y pochamos lentamente la cebolla picada con un pco de sal ( ten en cuenta que la salicornia es saladita). 
Cuando casi esté, añadimos la guindilla, ralladura de limón y unos daditos de limón limpios de piel y semillas.

 

 

  3. Añadimos el vasito de vino o cava y dejamos evaporar un par de minutos a fuego fuerte.


  4. Cocemos la pasta en abundante agua hirviendo con sal, esta sólo necesita 6 minutos. Cuando le falte medio minuto echamos la salicornia. Cocemos 30 segundos y escurrimos. Nos quedamos con un vaso de agua de la cocción.

 

  5. Ponemos un chorrito de aceite en una sartén grande. Salteamos un minuto la pasta. Añadimos la cebolla pochada, un poco de agua de la cocción y el zumo de medio limón. Dejamos un poquito meloso. 

  6. Ponemos un poquito de aceite en la sartén dónde hemos pochado la cebolla y doramos un poquito unos daditos de mango.

 

  7. Mezclamos todo y servimos bien calentito.






                                             Qué plato tan rico y nutritivo!!!!!!!!



lunes, 13 de febrero de 2017

Alcachofas a la boloñesa


Alcachofas a la boloñesa


  Conocemos la típica salsa a la boloñesa ( alla bolognesa) como un ragù de carne con el que acompañamos la pasta. Una salsa que se registró en 1982 en la Camera di Commercio Industria Artigianato e Agricoltura di Bologna para garztizar el respeto y la continuidad de la receta.

Esta receta también viene de Bologna, pero nada tiene que ver con la salsa de carne y tomate a la que estamos acostumbrados.
La he encontrado aquí con el nombre de Carciofi ripieni alla bolognese, Emilia-Romana ( Bologna). Y parece ser que es una receta tradicional de esta zona. Un modo de preparar las alcachofas como "contorno" , es decir, para acompañar las carnes, pescados o huevos del segundo plato.

Estamos en tiempo de alcachofas. Me gusta indagar sobre las mil maneras de hacer un producto para no aburrirnos y esta receta es muy fácil de preparar y muy rica.

He sustituido parte del bacon o panceta por nuestro jamoncito rico:



Ingredientes


  • 8 alcachofas
  • 20 gr de bacon o panceta
  • 50 gr de jamón
  • 50 gr de pan rallado
  • 25 gr de aceite de oliva virgen extra + un chorrito para la fuente
  • sal
  • pimienta
  • perejil



Elaboración


  1. Ponemos agua a cocer.
  2. Cortamos las puntas ( casi por la mitad de la alcachofa) y el tallo de las alcachofas. 
( El tallo hay que cortarlo del todo para que se asienten bien en la cazuela y sujeten el relleno. Lo podremos guardar y utilizar en alguna otra preparación, un arroz por ejemplo).
Quitamos las hojas externas y restregamos con un poco de limón para que no se oxiden.

 

  3. Cuando llegue a ebullición el agua, añadimos sal y las alcachofas. Dejamos cocer 15 minutos. Cortamos la cocción con agua con hielo. Escurrimos y secamos bien y colocamos en la fuente de horno que previamente habremos engrasado con un chorrito de aceite.

 

  4. Picamos en daditos mínimos el jamón y bacon. Lo mezclamos con el pan, perejil picado, sal ( cuidado si lleva jamón), pimienta y aceite.

 

 

  5. Rellenamos ( procuramos abrir algunas hojas y presionamos el centro para que se introduzca el relleno en las alcachofas). El resto lo ponemos sobre las alcachofas. Introducimos en el horno, arriba y abajo, precalentado a 180º C, 30 minutos.

 



Servimos enseguida, como guarnición o como primer plato:








  

jueves, 9 de febrero de 2017

Tarta Nada sabe tan dulce... de chocolate blanco y fresa


Tarta mousse de chocolate blanco y fresas para San Valentín 

o  "Nada sabe tan dulce..."


  Y es que, cuando probé ayer la mousse, mientras la hacía, recordé esa canción que Victor Manuel le dedicó a Ana-Belén. 
Hay frase más bonita para un San Valentín ????

De la tarta no creo que haya mucho que decir, si eres goloso te va a encantar!!!!!!! Sí que es verdad que hay que ser muy, muy goloso para comérsela entre dos. 
La próxima vez haré la mitad de la tasa con un molde más pequeñito. El bizcocho es difícil hacerlo más pequeño, pero se puede hacer, cortar una lámina y guardar el otro para otra ocasión, en el congelador.

Para hacerlo es mejor que utilicemos un molde desmontable. Yo lo he hecho en uno no desmontable y he tenido que hacer mil líos para que me conservara la forma ( si lo hubiera dejado dentro del molde luego me hubiera sido imposible desmoldarlo).



Ingredientes


Para el bizcocho:
  • 1 huevo L
  • 30 gr de azúcar
  • 12 gr de almendra en daditos
  • 30 gr de harina de fuerza
  • una pizca de sal
  • zumo de media naranja para mojar el bizcocho
Para la mousse:
  • 350 gr de nata para montar
  • 30 gr de azúcar glas para la nata
  • 100 gr de leche
  • 200 gr de chocolate blanco
  • 4 hojas de gelatina 
  • 3 claras
  • pizca de sal
  • 10 gr de azúcar glas para las claras
Además:


  • 350 gr de fresas en trocitos

Para el coulis de fresones:

  • 250 gr de fresones
  • 125 gr de azúcar
  • 2 cucharadas de agua
Para la decoración:
  • Un par de fresones
  • chocolate blanco
  • menta



Elaboración


El bizcocho:

   1. Mezclamos huevo y azúcar en un bol y batimos hasta que blanquen y quede espesito, eso querrá decir que han montado. Entonces añadimos la almendra y la harina y mezclamos con cuidado con la ayuda de una espátula.

Con thermomix:
  1. Ponemos la mariposa en el vaso añadimos el huevo y el azúcar y programamos 5 minutos, 40º, velocidad 3.
 A continuación quitamos la temperatura y programamos otros 5 minutos a velocidad 3.

 

2. Añadimos la pizca de sal, almendra y harina tamizada y mezclamos 6 segundos a velocidad 3.
Acabamos de mezclar con la espátula.

 

3. Vertemos en el molde cuyo fondo habremos forrado con papel vegetal y además engrasaremos con un poquito de aceite de girasol. Las paredes  no hace falta forrarlas pero sí engrasarlas.

 

  4. Nos llevamos el molde al horno que estará precalentado a 180º, donde lo tendremos unos  minutos con aire, (en este caso como había muy poca masa se ha hecho en menos de 10 minutos). Tendremos que estar pendientes de que no se nos queme.

 

He tenido que desmoldarlo y ponerle una cinta a todo el perímetro, sujetarla con celo y después la cubriré con el molde boca abajo ( todo por usar un molde no desmontable)!!!

  5. Mojamos con el zumo de naranja.

 

..................................................................................................................................................................

Vamos con la mousse:

  1. Lo primero que haremos será montar la nata, ya sabes que tiene que estar bien fría. Cuando esté semi montada le añadiremos el azúcar glas y la acabaremos de montar sin pasarnos para no hacer mantequilla.

 

  2. A continuación hacemos lo mismo con las claras. Para montarlas los huevos deben estar a temperatura ambiente y al separar las yemas de las claras no nos tiene que caer nada de yema en la clara!!!!
Añadiremos una pizca de sal o unas gotas de limón, esto ayuda a que se monten. Yo prefiero montarlas con la batidora eléctrica que con la thermomix, me da la impresión de que quedan más firmes y no empiezan a licuarse al momento. Cuando estén montadas añadimos el azúcar glas y seguimos batiendo hasta que se incorpore, con esto no hay problema en pasarnos!

 

  3. Ponemos las dos hojas de gelatina a hidratar en un bol con agua fría . En unos 10 minutos la podemos sacar, escurrir e introducir en los 100 gr de leche que habremos calentado. Diluimos bien aunque con el calor se disuelve sola.


  4. Derretimos el chocolate en el microondas con cuidado de que no se queme. A 600 de potencia lo tendremos algo más de un minuto. A partir del minuto lo iremos mirando cada 10 segundos. Acabaremos de diluirlo con una cuchara. Cuidado que el chocolate blanco se quema enseguida!!!!!!

 

  5. Mezclamos muy bien la leche con la gelatina y el chocolate.
Si quema dejamos que se entibie un poquito para que no estropee la nata, pero que no se enfríe mucho porque empezaría a cuajarse y haría grumos al mezclarse.
Incorporamos esta mezcla a una parte de la nata con ayuda de unas varillas y una vez mezclado le añadimos las claras con mucho cuidado para que no se bajen, con movimientos envolventes.

 

 

   6. Añadimos los fresones limpios, en trocitos, mezclamos bien y vertemos sobre el bizcocho. (Ahora me toca poner el molde encima para que conserve la forma.)

 

  7. Dejamos cuajar en la nevera de un día para otro.
Al día siguiente hacemos el coulis de fresones: Ponemos el azúcar, fresones y agua al fuego, dejamos unos 15-20 minutos hasta que quede la consistencia espesita. trituramos y dejamos que enfríe un poco pero no del todo para que se pueda esparcir bien.

 

 

  8. Dejamos enfriar o endurecer unas horas. Decoramos con chocolate blanco derretido, unos fresones y menta.






Nada sabe tan dulce como tu boca
me transporta a una nube cuando me toca
la estela de su cuerpo abre camino como una antorcha
tempestades desata mientras se escapa sobre su escoba

Nada sabe tan dulce como su boca
tan solo alguna cosa que no se nombra
algunas veces paso por el mercado y le traigo rosas
o la miro despacio de arriba abajo y se van las horas

No soy un héroe lo sé
es fácil como pueden ver
colgarse con esa mujer
pisar por donde pone el pie
que podría contar que no imaginéis
mi patria, mi bandera, mi segunda piel
el lugar donde quiero volver...
uh uh uh uh uh su boca... 

Nada sabe tan dulce como su boca
te regala alegrías si no te sobran
tiene bien señalado su territorio como una loba
y adentro a los amigos que le recuerdan que no esta
sola....






                                                                          Qué dulzura!!!!!!!!


                        Feliz día de los enamorados!!!!!!!!